En coordinación con personal médico de las comunidades se adquirirán materiales de bioseguridad para que resguarden a las personas de los contagios del COVID-19, presente en muchas comunidades. Se comprará los equipos médicos necesarios para dotar a aquellos centros hospitalarios de atención primaria en las comunidades.